La torre de control de la energía en el hogar

tableroHogar2

Schneider Electric, compañía especializada en gestión de energía, destaca la importancia de los tableros de distribución de energía como punto clave en el encuentro entre la fuente proveedora de la electricidad como servicio y el uso real que cada familia o negocio hace de ella. La importancia del tablero radica en permitir que la energía fluya de forma segura y eficiente hasta cualquier dispositivo, maquinaria o electrodoméstico que la necesite.

Según Óscar Gaitán, gerente de Marketing Retail de Schneider Electric, “los tableros de distribución de energía son en realidad, los centros de carga de energía, pues en ellos se alojan los breakers y se desprenden todas las conexiones que permiten distribuir la energía, ofreciendo la protección y seguridad necesaria para esta tarea”.

Por esta razón, es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones para hacer un uso adecuado, mantenimiento y gestión a lo largo de su vida útil.
“Un tablero es una estructura robusta, generalmente construida con láminas metálicas, que le dan rigidez mecánica y debe estar recubierto en su interior y exterior con pintura electrostática, que permiten aislarlo como conductor de energía”, dijo Gaitán

“También, debe tener el símbolo de advertencia de paso de energía, que es un triángulo amarillo con borde negro, con un rayo negro en su interior, contar con garantía de fábrica y cumplir con las exigencias del reglamento Retie que cobija todas las instalaciones eléctricas a nivel nacional”.

En primer lugar, es importante ubicar el tablero en un lugar de fácil acceso para cualquier persona.
“No es recomendable, por ejemplo, que un tablero de distribución esté ubicado en la habitación principal de una casa. Es necesario que en caso de una emergencia se pueda acceder al tablero de forma rápida y oportuna, por esta razón, en una de las paredes de la entrada o en la cocina, se puede ubicar el tablero”, comentó el gerente de Marketing Retail de Schneider Electric.

Por otro lado la estructura del tablero le permite cumplir con su función aislante y protectora de los sistemas y un componente vital de esta estructura es la pintura electrostática que recubre tanto el interior como el exterior del tablero, con el fin de prevenir choques eléctricos y fallas en el sistema.
“Al pintarlo, para que combine con su entorno se pone en riesgo la función del tablero pues pierde su capacidad de impedir que fluya la energía eléctrica por su estructura y permite que el ambiente y los elementos aceleren la corrosión de sus componentes”, comentó Óscar Gaitán.

Otra práctica nada favorable es esconder el tablero. Ubicarlo detrás de la nevera, de un mueble o cubrirlo con un cuadro, impide ubicarlo fácilmente en una emergencia y esto puede causar daños mayores en los equipos eléctricos y electrónicos, electrodomésticos y aparatos que se quieran proteger, o incluso generar incendios fatales para el hogar, el local o el negocio en el que se ubica el tablero.

Finalmente, como parte de las recomendaciones técnicas que sugiere el experto de Schneider Electric, se recomienda acogerse al Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas, Retie, con el fin de instalar, operar y manipular los tableros. En Colombia es muy usual instalar breakers sobredimensionados y esta práctica es muy peligrosa pues al momento de una falla eléctrica el sistema no responderá adecuadamente.

Libre de residuos

En la pared donde se ubique el tablero, no debe haber humedad ni filtraciones de agua que pongan en riesgo el tablero y su sistema de distribución eléctrico. El tablero debe mantenerse seco, limpio y libre de polvo o cualquier otro residuo. Esto previene desgastes o daños tanto en la estructura del mismo tablero como en la de los equipos que aloja, como los breakers y el cableado, mientras aleja otros riesgos como el acceso de plagas al tablero que también pueden dañar el sistema eléctrico.

Fuente: www.eldiario.com.co